miércoles, 21 de agosto de 2013

La Aquiana (1.846 m) por la subida a Pico Tuerto

Los Montes Aquilianos son uno de esos lugares que no me canso nunca de recorrer y pese a conocerlos bien siempre acabo encontrando un nuevo camino o senda que me sorprende. En esta ocasión descubrí el sendero que sube desde el collado del Carballal hasta prácticamente la cima de Pico Tuerto.


Aprox. 15 km / 5 horas

Salimos de Montes de Valdueza en dirección a Peñalba de Santiago, buscando una senda que desde el alto del Carballal nos llevaría hasta Pico Tuerto. Sabíamos de su existencia, pero no exactamente donde se cogía, además, en esta ocasión pecamos de domingueros (... o aventureros) y fuimos sin el track.

Mientras ascendíamos el Carballal nos fuimos fijando, buscando alguna marca que nos indicase por donde podría subir la senda, pero es difícil ver un sendero si este no está muy marcado y más desde tan abajo, pese a todo decidimos subir por la única parte en la que las rocas daban algo de tregua, por un paso que se coge a la derecha, justo antes de coronar, parecía una zona muy empinada, pero era la única opción que veíamos posible.

Al fondo del valle: Montes de Valdueza
El comienzo de la ascensión fue duro, era tal el desnivel que el GPS ya dejó de marcarlo, por momentos hicimos más montañismo que trekking, el valle se abría bajo nuestros pies y tuvimos que asegurar los pasos, un paso en falso y la caída hubiese sido muy larga... no se si la senda sube realmente por ahí, de ser así es una opción dura, bonita, pero muy dura. El caso es que al poco (en distancia, que no en tiempo) llegamos a un pequeño llano donde encontramos una senda perfectamente marcada que seguía hacia arriba. En ese momento, según nuestro cálculos, debíamos estar prácticamente sobre las rocas en las que se encuentra la cueva de San Genadio.

Al fondo del valle: Peñalba de Santiago
Tras un pequeño parón para disfrutar de unas vistas del Valle del Silencio que eran desconocidas para nosotros, continuamos ganando altura a través de una subida que por momentos nos recordó a la ascensión a Silla de la Yegua, siempre en un duro y constante ascenso, sin un segundo de tregua... al fin y al cabo en poco más de 4 kilómetros íbamos a salvar más de mil metros de desnivel, hasta alcanzar los 2.051 metros de altura de Pico Tuerto.

Al fondo del valle: Ponferrada
La senda acaba en el camino del cordal, que une Pico Tuerto con la Aquiana, a poca distancia del monte más alto del municipio de Ponferrada pero a la suficiente como para que en ese momento no nos acercásemos a su cumbre. Aunque estuvimos un tiempo dudando, tras calcular la distancia que nos quedaba hasta regresar a Montes, llegamos a la conclusión de que probablemente no nos diese tiempo a llegar de día, por lo que con resignación, giramos a la derecha en dirección a la Aquiana.

Pico Tuerto (2.051 m)
Al fondo: Aquiana (1.846 m)
La idea original era coger otra senda de la que habíamos oído hablar, que nos hubiese ahorrado el subir y bajar la Aquiana, ya que en teoría parte desde su base, descendiendo junto a las peñas de "Los Doce Apóstoles", pero en esta ocasión no tuvimos tanta suerte y no la encontramos, por lo que no nos quedó más remedio que agarrar los bastones y subir por el cortafuegos hasta la cima de la Aquiana.

Ermita y caseta de observación en la cima de la Aquiana.
Vistas desde la Aquiana
Como no hay mal que por bien no venga, pudimos disfrutar de la cima de la Aquiana, uno de esos lugares, que como decía al principio, uno nunca se cansa de ver, con su ermita medio derruida, coronando tan bello lugar...

Aquiana y "Doce Apóstoles"
Desde la Aquiana, descendimos por una pista de las que utilizan para la reforestación hasta el collado de los "Doce Apóstoles", dónde cogimos un camino que nos dejó de nuevo en Montes, mientras los últimos rayos de luz acompañaban nuestros pasos.

Track de la ruta en wikiloc: La Aquiana, desde Montes por la subida a Pico Tuerto
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 comentario:

  1. Hola Roberto,

    Hacia ya algún tiempo que no escribía nada por aquí (aunque suelo seguir tus evoluciones a través del blog).

    Los Montes Aquilianos son una de esas maravillas naturales que tenemos al lado de casa y a la que no damos la más mínima importancia. El Cordal es una remanso de paz a 2000 metros de altitud la mayor parte del tiempo, rodeado de preciosos valles que apenas muestran alteración por la mano del hombre. A ti probablemente te guste más la cara que mira al Bierzo (que es muy bonita), a mi por cuestiones sentimentales me tira muchísimo la cara del cordal que mira para La Cabrera.

    Eres afortunado por poder disfrutar de esas montañas casi a diario, y por poder redescubrir viejos senderos de pastores, que poco a poco van cayendo en el olvido y en el abandono (la naturaleza reclama lo que es suyo).

    Nos leemos,

    Un saludo.

    ResponderEliminar