martes, 25 de junio de 2013

Ecoaldea de Matavenero


"A 1000 metros de altitud, en un mágico valle del Bierzo, nos encontramos la aldea de Matavenero, un lugar donde desde hace tiempo mujeres y hombres tratan de vivir en armonía con el entorno natural..."


La ecoaldea de Matavenero es uno de los pueblos ecológicos más famosos del mundo, fundada en 1989 por miembros del "movimiento arcoiris" sobre los restos de dos pueblos abandonados: Matavenero y Poibueno.


La ruta de acceso, desde el pueblo de San Facundo (Torre del Bierzo), es una ruta interesante y recomendada, a través de una bonita senda entre castaños, nogales y encinas, junto al río Argutorio, que forma un impresionante barranco en el paraje conocido como el "Pozo las Hoyas".

San Facundo es un bonito pueblo situado a unos 6 kilómetros de Bembibre, una vez allí la ruta no tiene perdida ya que está totalmente marcada, por carteles en algunos puntos y arco-iris en otros. El primer punto interesante es el paso sobre un embalse, el cual surte de agua a los vecinos de Bembibre, que nos deja ver un bonito salto de agua.


Seguimos la ruta, acercándonos cada vez más al río, que cruzamos por un rudimentario puente de madera que por momentos nos hace dudar de si probaríamos el agua antes de tiempo, aunque luego demostró ser lo suficientemente robusto para el paso de dos personas...


Al poco de cruzar el río nos encontramos con un manantial, bautizado como "el humeral", donde podemos refrescarnos un poco antes de encarar la subida a Matavero, cuyo desvío cogemos un poco después, guiados por soles y arco-iris. 


El ascenso a Matavenero, primero a través de una senda entre encinas, y luego, al coger altitud, entre escobas y brezos, sin ser demasiado exigente, sí es la parte más dura de la ruta, ascendiendo unos 200 metros de altitud hasta llegar a los 1.100 metros, sobre los que se asienta la ecoaldea.


Matavenero es uno de esos sitios que te hacen preguntarte que es lo realmente necesario para ser feliz, en mi caso aún no estoy tan sumamente cansado de esta sociedad como para plantearme un retiro así, pero en parte los envidio, ajenos a los problemas de este mundo, viviendo en paz y armonía... por otro lado, el pueblo es bastante pintoresco, con construcciones totalmente atípicas, como dijo un buen amigo arquitecto con el que subí hace unos años, estas casas representan la autentica arquitectura, el como el hombre es capaz de construir su morada adaptándose a los medios de los que dispone. 






El pueblo cuenta con varios edificios comunes como una escuela para niños, una panadería, una cantina, un centro común para reuniones, etc... así como un curioso baño "ecológico".


Una vez visitado el pueblo, y sorprendidos ante el movimiento y la vida que vimos por sus calles seguimos con la ruta, con destino al otro pueblo "ocupado": Poibueno, en el que se conservan las ruinas de un antiguo monasterio, y donde apenas vive una familia.


El trayecto que sigue a Poibueno, de nuevo junto al río, es uno de los tramos más bonitos de la ruta. Desde allí se obtienen unas buenas vistas de la montaña sobre la que se asienta el pueblo de Matavenero.


Al poco de pasar Poibueno, el camino pasa sobre una serie de pozas que forma el río, unidas por un cañón escavado en la roca. La zona es bastante agreste y nosotros no encontramos como bajar, aunque supongo que haya alguna forma de llegar a ellas, me imagino que deba ser una pasada darse un baño en esas pozas, conocidas como el "Pozo las Hoyas"


El camino sigue hasta juntarse con la senda por la que transitamos al principio, siguiendo esta de nuevo hasta volver a San Facundo, donde tomamos una cervecita en la recomendable terraza del restaurante "El rincón del valle".


Este es el track de la ruta, en wikiloc: San Facundo - Matavenero - Poibueno - San Facundo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario